Suicidio adolescente, un drama silencioso

0
3359

Sobre esta problemática de la salud pública hablamos con Gonzalo Meschengieser, secretario de Política Sanitaria y Desarrollo Humano de Tigre, un municipio que trabaja en un tema que aún no se visualiza en la agenda pública.

Gonzalo Meschengieser es médico sanitarista, especialista en Administración de Sistemas de Salud.

Hay un drama silencioso del que poco se habla y es un grave problema de la salud pública. El suicidio adolescente es la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años. Según la OMS unas 800 mil personas se quitan la vida por año. Hay una muerte cada 40 segundos. Los trastornos mentales (depresión, bipolaridad, estrés postraumático) estarían detrás del 90 por ciento de los casos. En Noticias de Salud Radio entrevistamos a Gonzalo Meschengieser, secretario de Política Sanitaria y Desarrollo Humano de Tigre, un municipio que trabaja en un tema que aún no está en la agenda pública.

-¿El tema del suicidio adolescente está o no en la agenda pública?
-Creo que no. Es un tema en principio muy doloroso para las propias familias que padecen un caso o un intento de suicidio. Eso hace que el círculo familiar tienda a esconder este tema y eso, justamente, es uno de los primeros problemas que tenemos. Porque no hay organizaciones de la sociedad civil conformados por familiares que lo impulsen como sí pasa, en cambio, con patologías como autismo y esclerosis múltiple, entre otras. Esta problemática tiene algunas corrientes que sugieren no hablar del tema. Hay dos escuelas contrapuestas, una que sostiene que hay que poner el tema en la agenda pública; desde el Municipio de Tigre adherimos a esta teoría. Y hay otra escuela que cree que hablar de suicidio puede generar una especie de efecto contagio, algo que no fue comprobado empíricamente hasta el momento, pero existe.

-¿Se puede prevenir un suicidio?
-Lo más importante es conocer las pautas de alarma. En menores de 25 años el suicida siempre da síntomas antes de cometer el suicidio. Durante los dos años previos empieza a manifestar su deseo de quitarse la vida, algo que se denomina ideación suicida; por eso es importante saber cómo detectarlo. Muchas veces subestimamos las expresiones de los jóvenes tales como “me quiero matar” o “mañana no me van a ver nunca más”, “esta vida no tiene sentido”. Este tipo de expresiones a veces no se toman en serio, sin embargo, muchas veces es realmente un deseo de morir. Entonces, lo más importante es que dentro de la comunidad educativa, la familia, los clubes, y grupos de amigos aprendan a conocer estas expresiones, que quizás escondan un proyecto suicida.

-¿Hay vínculo entre los trastornos mentales y los suicidios?
– Todas las patologías vinculadas a la depresión, algunos tipos de psicosis, personalidad adictiva son factores que pueden incidir en la toma de decisión de cometer un suicidio. Hay muchos casos en los que no hay un antecedente previo, no hay un diagnóstico patológico; por lo que se hace difícil el abordaje de esta problemática. Se suele relacionar las adiciones con el suicidio, pero la realidad es que hay poblaciones en las que el índice de adicciones es muy alto y no hay indicadores de suicidio. En Tigre, tenemos una localidad que es Troncos del Talar, donde advertimos que hay una tasa de suicidios más alta que en el resto del distrito. Si bien, no hay un factor claro que nos explique por qué pasa en esa zona; lo cierto es que el único dato incuestionable es el vínculo con el colegio.

-¿Por qué?
– Cuando se produce un hecho en un colegio hay un efecto contagio dentro de ese establecimiento educativo. Es decir, hay posibilidad de que suceda otro suicidio. En ese caso, Hay que intervenir rápido con un dispositivo muy profundo y efectivo. Lamentablemente, sabemos que por cada suicidio que se comete hay 20 intentos. Por cada intervención hay 20 que no lo hacen. Es ahí donde tenemos que encontrar un mecanismo de contención. La semana pasada tuvimos una reunión con todos los directores de las escuelas secundarias de Tigre. Nos decían que muchas veces los alumnos dejan señales en los cuadernos de clase, trabajos prácticos, frases y redes sociales. Esto nos marca que debemos estar atentos también a esas señales, que no solo son de forma oral. Por eso, el abordaje debe ser multidimensional en todos los mecanismos de expresión que tiene la persona.

-¿El Municipio de Tigre está desarrollando un programa para abordar esta problemática?
– Lo estamos desarrollando en este momento en conjunto con la comunidad educativa. Tenemos entrevistas con especialistas en suicidologia, que de hecho nos costó encontrar. A su vez lanzamos una campaña gráfica sobre el tema. Estamos implementando un dispositivo de abordaje en los colegios donde registremos un caso con foco en la atención del intento agudo de la patología. En este tema, en principio, estamos trabajando en conjunto con el hospital del Municipio de Malvinas Argentinas. Pero la idea es desarrollar un servicio de Salud Mental propio. Son pocas las guardias de hospitales que cuentan con un especialista en Salud Mental.  También, desde el Municipio de Tigre estamos trabajando con la Universidad de Rosario para tener una línea telefónica como la 135 (Centro de Atención al Suicida). Por cualquier consulta ponemos a disposición el siguiente mail: adolescencia@tigre.gob.ar

-¿Qué papel desempeñan los medios de comunicación en este tema?
– Los medios pueden colaborar hablando del tema, eso solo ya resultaría de gran ayuda al sistema sanitario. Las vivencias humanas o familias que pasaron por esa situación pueden tener un impacto positivo sobre esta problemática.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here