Cómo superar el estreñimiento infantil

Una dieta saludable rica en fibras, establecer hábitos evacuatorios o el uso de laxantes, en algunos casos, son los pilares para mejorar la constipación funcional. Es un círculo vicioso: parte de un esfuerzo defecatorio que causa dolor seguido de retención fecal y el niño no quiere defecar. Cómo deben actuar los padres para colaborar con la recuperación. Cuáles son las conductas de los niños que nos indican esta dificultad. Todo lo que hay que saber en esta nota con la Dra. Rosana Solis, médica gastroenteróloga infantil.

 

Una dieta saludable rica en fibras, establecer hábitos evacuatorios o el uso de laxantes, en algunos casos, son los pilares para mejorar la constipación funcional. Es un círculo vicioso: parte de un esfuerzo defecatorio que causa dolor seguido de retención fecal y el niño no quiere defecar. Cómo deben actuar los padres para colaborar con la recuperación. Cuáles son las conductas de los niños que nos indican esta dificultad. Todo lo que hay que saber en esta nota con la Dra. Rosana Solis (MN 71.561) médica gastroenteróloga infantil del Hospital Materno Infantil de San Isidro.

Estreñimiento. Retención anormal de materia fecal manifestada clínicamente por dificultad al evacuar y deposiciones aumentada de consistencia que causan molestias y dolor al paciente.


-¿Qué es el estreñimiento infantil y cuándo debemos consultar al especialista?
-El estreñimiento o constipación infantil es una causa muy frecuente de consulta tanto al pediatra como al gastroenterólogo infantil. Es una situación en la cual los niños tienen un esfuerzo defecatorio importante que les provoca dolor y molestias con deposiciones que a veces duras o gruesas. Ese esfuerzo puede provocar sangrado y lastimar. Cuando estamos en presencia de alguno de estos síntomas estamos hablando de estreñimiento o constipación.

-¿Cuáles son las causas?
-Generalmente, en el 95 por ciento de los casos el estreñimiento es funcional, es decir, no hay una causa orgánica o enfermedad que lo provoque. Es muy común en niños de dos a cuatro años que comienzan con control de esfínteres. En algún momento el niño nota alguna molestia, hay retención fecal y esto hace que la materia fecal sea más dura. Se trata de un círculo vicioso que lleva al niño a no querer defecar. Otro factor que se suma, típico de la edad, es que los niños a veces toman mucha leche o vienen de ser lactantes (mamaderas) y la leche favorece la constipación; así como también la dieta baja en fibra. Una de las características de los chicos que padecen constipación es que comen pocas frutas y verduras, algo que genera este tipo de defecaciones que son cada vez más dificultosas. Por eso, es importante reiterar y tener claro cómo funciona círculo vicioso: el niño recuerda que defecar le duele, entonces retiene y así se desarrolla la constipación infantil. Por último, hay un tema que vale la pena aclarar: a veces el niño tiene un bolo fecal con deposiciones blandas que mancha la ropa interior y los padres suelen pensar que es diarrea. Pero en realidad es una constipación y por lo tanto hay que tratarla como tal.

-¿Qué papel juega la dieta en el estreñimiento infantil? ¿Qué alimentos son aconsejables consumir y cuáles no?
-Los pediatras fomentamos una dieta sana y natural que contempla muchas frutas y verduras. No solamente resulta saludable para una buena evacuación, sino también para el buen funcionamiento del organismo. Nos juega en contra que los chicos a veces no les gusta este tipo de dieta y prefieren la “comida chatarra”, que son alimentos con muy poca fibra. Es clave que en la dieta no falten las frutas y verduras. Otros alimentos que ayudan a los problemas de constipación son legumbres, guiso de lentejas, garbanzo, arvejas y choclos.

DIETA. Es clave una dieta saludable rica en fibras y establecer hábitos evacuatorios a la misma hora, preferentemente después de comer.


-A causa del estreñimiento ¿qué conductas suelen presentar los niños?
-Es muy frecuente que los niños de dos o tres años que padecen constipación se escondan debajo de la mesa, aguantando la defecación porque no quieren que los vean. Los padres deben estar atentos si el niño tiene dolor abdominal porque puede suceder que esa molestia esté relacionada con estreñimiento. A veces las madres relatan que los hijos evacuan todos los días, pero quizás en muy poca cantidad. En esos casos también es necesario consultar al especialista porque puede ser constipación.

-¿Cómo es el tratamiento para superar el estreñimiento?
-En principio, los padres deben estar atentos para darse cuenta que la evacuación en el hijo es difícil, duele y es gruesa. El primer paso es aumentar la fibra en la dieta acostumbrando al niño a consumir frutas y verduras todos los días. Otro factor muy importante es establecer el hábito evacuatorio a la misma hora (mejor después de comer). Hay una situación que se repite en muchos niños: cuando tienen ganas de defecar están entretenidos mirando televisión o con juegos electrónicos. Entonces, desaprovechan esas ganas, las dejan pasar y como resultado se va acumulando materia fecal. Algo que también suma es el uso de calendarios con stickers para que los chicos los peguen los días que evacuan.

Dra. Rosana Solis (MN 71.561) médica gastroenteróloga infantil del Hospital Municipal Materno Infantil de San Isidro.

-¿Cuándo es necesario recurrir a laxantes?
-Ante todo los padres tienen que saber que los laxantes no son peligrosos para sus hijos. En estreñimiento infantil los pilares básicos son: la dieta rica en fibras, establecer el hábito evacuatorio y en tercer lugar los laxantes. A veces es necesario realizar enemas, pero no es lo más frecuente. En el caso de los laxantes es importante que el tratamiento se realice por un tiempo prolongado. Algunos padres tienen miedo porque creen que el niño va a depender siempre del laxante. Por eso, es importante aclarar que con el laxante logramos que el niño pierda ese miedo a evacuar y a medida que incorpore más fibras en la dieta se dejarán de usar.

-¿En qué casos el tratamiento también necesita un psicólogo?
-En algunos casos, muy contados, puede ser necesaria la consulta al psicólogo. Como dijimos antes en constipación infantil lo más frecuente es el círculo vicioso (defecación dolorosa, retención y no querer ir al baño). La constipación funcional es la más frecuente (95% de los casos) pero hay un 5% de constipaciones por causas orgánicas, es decir, una enfermedad o un trauma psicológico de fondo. En esos casos trabajamos en conjunto con el psicólogo, ya que abordar el tratamiento en forma multidisciplinaria es fundamental.

-¿Qué actitudes de los padres pueden perjudicar la constipación infantil?
-El comportamiento de los padres es clave. No deben enojarse ni obligar a sus hijos a que vayan al baño porque la situación empeora. Deben estimularlos de la mejor manera para que los niños estén tranquilos y puedan tener una buena evacuación. Otro tema que no ayuda es cuando los padres quieren que el niño deje pronto el pañal, debemos comprender que cada chico tiene su tiempo. Hay guarderías que exigen que el niño vaya sin pañal y esto muchas veces presiona a los padres que a su vez presionan a los niños para que dejen el pañal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí