Fernando Abramzon: “Cada vez más gente se vuelca al sistema de salud público”

El secretario de Salud de Tigre habló con Noticias de Salud de Radio sobre la inversión del Municipio en equipos de última generación, nuevos servicios en el Materno Infantil y un dato clave: en 2018 hubo 980 mil consultas, este año cerrará con unas 1.800.000.


El secretario de Salud de Tigre, Dr. Fernando Abramzon, dio detalles sobre la inversión del Municipio en salud en un contexto social en el cual la población se traslada del sistema de salud privado al público. Así es como equipos de última generación como un resonador magnético de alto campo o el «Constellation» (para cirugías de catarata compleja y retina) hoy fortalecen la salud pública; años atrás solo eran parte del sector privado.

Hay un dato calve: en 2018 el sistema de salud del Municipio de Tigre atendió 980 mil consultas; para fines de 2022 se estiman unas 1.800.000. ¿Es una buena o mala noticia? “Esto indica que en los últimos años cada vez más gente se está volcando al sistema público que debe crecer para dar respuesta a cuestiones de salud que antes se resolvían con una obra social o cobertura privada, pero ahora se trasladan al sistema público”, dimensionó Abramzon.

Lo cierto es que hoy en Tigre hay casi 1 millón más de prestaciones que en 2018. “Para dar respuesta a esta realidad también hemos creado el Hospital de Diagnostico Inmediato (HDI), sumamos mayor complejidad médica al Materno Infantil, entre otras acciones”, sostuvo el médico especialista en Diagnóstico por imágenes.

Y agregó: “Durante la pandemia cuando hubo que ampliar camas de terapia intermedia y crear una segunda terapia intensiva a cargo del Municipio empezamos a tener pacientes internados de las prepagas más importantes. El sistema público y el privado trabajaron juntos, pero fue el público el que tuvo poner el músculo más fuerte para dar respuesta a las necesidades de la salud”.

Equipo de última generación para cirugías de retina y vitrectomías en el Hospital Oftalmológico de Troncos del Talar.

El secretario de Salud de Tigre señaló que la gente puede perder su cobertura de salud privada por cuestiones económicas, porque se quedó sin trabajo o porque su obra social no le cubre ciertos tratamientos, patologías o acceso a equipamientos de alta complejidad. “Es el sistema público quien sale a suplir esta situación con una gran inversión. No sabría decirte si está bien o mal, pero es una realidad”, expresó Abramzon.

Y sumó: “Si bien, por ley los municipios solo deberían ocuparse del primer nivel de atención de la salud se puede observar que en muchos municipios suman equipamiento y especialidades médicas para darle respuesta a la gente, porque el municipio es quien tiene el contacto con el vecino”.

En el Hospital de Diagnóstico Inmediato, Don Torcuato, el servicio de resonancia magnética nuclear de alto campo realiza unas 700 resonancias al mes y trabaja las 24 horas como cualquier centro de salud privado.

“Un vecino necesitaba realizarse una resonancia de columna completa. A pesar de tener una obra social debía pagar $ 110 mil, pero pudo hacer el estudio en forma gratuita en el sistema de salud del municipio. Eso hay que multiplicarlo por los miles y miles de estudios que hacemos. La salud no es gratis y tiene un costo, por eso, el Municipio trabaja en forma responsable para mejorar sus sistema de salud, pero sin endeudarse”, enfatizó el secretario de Salud de Tigre.

Con respecto a la combinación del trabajo público y privado, Abramzon opinó: “A veces un hospital público accedía a un equipo sofisticado pero no podía mantenerlo ni contaba con personal idóneo. Por eso, trabajar en forma responsable con privados es la mejor asociación cuando está bien hecha y controlada”.

Por último, sobre el Hospital Materno Infantil “Dr. Florencio Escardó”, inaugurado en 2015, Abramzon contó: “En 2018, por ejemplo, si un niño tenía que operarse de apendicitis había que trasladarlo en la mayoría de las veces a algún hospital de La Plata. Actualmente, gracias a la ampliación y renovación del área pediátrica ya no tenemos que derivar pacientes. Salvo que requiera algo de altísima complejidad como un trasplante de órganos, el resto se resuelve en nuestro sistema de salud”.

Actualmente –amplió el médico- contamos con internación, más y mejores quirófanos, terapia intensiva pediátrica, servicio de cirugía y traumatología las 24 horas. “Muchas veces la gente no observa estas cosas hasta que lo necesita”, remató.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí