Running: el valor de la prevención

0
289

En un articulo del médico cardiólogo y deportólogo Oscar Mendoza para revista «La Nacion corre» se hece mención acerca de los beneficios de esta actividad y se recomienda controles periódicos a los corredores. 

filipides---

 

Médicos de la Escuela de Harvard relevaron durante una década a atletas en carreras de los Estados Unidos para verificar la incidencia de la muerte súbita en el running.

“Nenikékamen” (“hemos vencido”). La historia atribuye esta frase al soldado ateniense Filípides, quien en el 430 a.C unió la distancia que separaba el campo de batalla en la llanura de Maratón con Atenas para anunciar el triunfo. Luego de pronunciarla se desplomó y murió.

Si bien la historia tiene varias versiones a lo largo de los últimos 2500 años, lo que sí podemos inferir es que este soldado fue el primer y más famoso corredor en padecer una “muerte súbita” tras recorrer una distancia tan larga. En la actualidad, la masificación y el auge de las carreras de calle, sobre todo las de distancias largas (21 km, 42 km y ultramaratones), nos han llevado a todos, los que participamos de ellas y, a su vez, a quienes están dedicados al cuidado de la salud, a optimizar los controles que una persona debe realizar para poder disfrutar de su actividad física sin riesgo para su salud.

Tal es la importancia que este fenómeno ha alcanzado que no sólo en nuestro medio sino también en otros países ya se han abocado al estudio de la incidencia y las complicaciones que pueden encontrarse ante la realización de las competencias de mayor recorrrido.

En enero de 2012 la revista New England Journal of Medicine publicó un análisis llevado a cabo por la Escuela de Medicina de Harvard luego de recopilar los datos obtenidos durante diez años (2000-2010) en las carreras de 21 y 42 km desarrolladas en territorio de los Estados Unidos. De los casi 10,9 millones de participantes durante esa década en las dos distancias, se obtuvieron los siguientes resultados: hubo una incidencia de “ataque cardíaco” en 1/184.000 y para “muerte súbita”, en 1/259.000 participantes (0,2/100.000 y 0,14/100.000 respectivamente); en total, 59 participantes, de los cuales 51 fueron hombres (42 fallecidos de los 59). Cuando se separó la muestra en las dos distancias, la incidencia para la maratón fue de 1,01/100.000 y, para la medio maratón de 0,27/100.000.

running woman

 

Del total de causas probables, casi el 90% estuvieron relacionadas con la enfermedad cardiovascular, en el 10% restante se pudo comprobar desequilibrio en el manejo del sodio (sobrehidratación durante la carrera) e hipertermia (aumento de la temperatura por deshidratación).

La edad promedio de las víctimas entre los hombres fue de 49 años (+/- 12 años). De lo expuesto podemos inferir, en primer lugar, que los “ataques cardíacos” y la “muerte súbita” durante las carreras de larga distancia es baja.

El control de los diferentes factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular (diabetes, hipertensión arterial, tabaquismo, elevado colesterol, estrés, sedentarismo) es fundamental para evitar el desarrollo de enfermedades de origen aterosclerótico. El diagnóstico precoz y el tratamiento correcto serán herramientas fundamentales para el control.

Así como el adecuado asesoramiento por parte de entrenadores y nutricionistas será esencial para llevar a buen término la práctica del running.

La prevención, a partir de controles periódicos por parte de equipos médicos especializados, nos ayudará a mantener estas cifras lo más bajas posibles, cuidando la salud de todos los corredores y, de esta forma, poder disfrutar este deporte que día a día suma más adeptos.

Por todo ello, la calidad de vida mejora con el running. Y los controles, también.

Dr. Oscar Mendoza.
Dr. Oscar Mendoza.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Nación Corre

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here