San Isidro: cómo será la campaña de vacunación contra el coronavirus

Noticias de Salud Radio entrevistó al Dr. Juan Viaggio, secretario de Salud Pública del Municipio, La vacuna rusa Sputnik V ya está en el Hospital Central, único lugar dónde se vacunará. Todo lo que tenés que saber en esta nota.


-El pasado martes (29/12/2020) llegó la vacuna contra la Covid-19 a San Isidro. Como todos sabemos primero se vacunará al personal de salud. ¿Cuándo le toca al vecino? ¿Qué grupo tendrá prioridad? ¿Dónde tienen que anotarse para recibir la vacuna contra el coronavirus?
-Fue un día histórico porque se comenzó con la vacunación masiva más importante de la historia de la Argentina y probablemente de la historia de la humanidad. Dimos el puntapié inicial todos juntos con 89 municipios de la Provincia de Buenos Aires. La primera tanda de vacunas que llegó al país es de 300 mil, de las cuales 120 mil le tocan a la Provincia, donde vive el 40 por ciento de la población del país. Con respecto a qué grupo se vacunará primero desde el Ministerio de Salud de la Nación se decidió comenzar por los trabajadores de la salud y dentro de éstos los que más porcentaje de contagio han tenido en la primera ola que son los de terapia intensiva. Por un tema preventivo es clave tener a estos médicos inmunizados por si aumenta el trabajo y la ocupación de camas por casos de coronavirus. La sistemática para vacunarse es la siguiente: cualquier vecino, equipo de la salud y demás grupos de riesgo deben ingresar al link vacunatepba.gba.gob.ar para anotarse. Todos los días llega una lista al Hospital Central de San Isidro en la cual por el momento solo están los trabajadores de la salud de terapia intensiva. Pero todos se pueden ir anotando. La vacuna se encuentra en una cadena de custodia del Hospital, que es el único lugar en San Isidro donde se vacunará a Los profesionales de la salud tanto del sistema público como privado. Cada frasco (congelado) de la vacuna rusa Sputnik V contiene cinco dosis. Cuando se extrae del freezer se deja descongelar entre 7 y 10 minutos; luego hay 30 minutos para aplicar la vacuna antes de que pierda su acción. Son tandas de a cinco pacientes que tras recibir la vacuna se quedan en observación durante media hora hasta el próximo turno. En total, se vacunan 35 pacientes por día en cada uno de los 89 hospitales de la Provincia.

Fue un día histórico porque se comenzó con la vacunación masiva más importante de la historia de la Argentina y probablemente de la historia de la humanidad

-¿En cuánto tiempo se podrá usar la vacuna rusa en mayores de 60?
-Por el momento no está autorizado el uso en mayores de 60 años. Probablemente, la semana próxima (del 4 al 8 de enero) la vacuna rusa ya esté autorizada para ese grupo por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

-El martes pasado (29/12/2020) te aplicaste la vacuna rusa junto al intendente de San Isidro Gustavo Posse. ¿Cómo te sentís? ¿Cómo viviste esa experiencia después de un año tan duro?
-Creo que las autoridades políticas y en mí caso que estoy a cargo del sistema de salud municipal tenemos que apoyar esta campaña histórica de vacunación y demostrar que la vacuna sirve. Es un método que ya está probado, funciona y tenemos las mejores referencias. ¿Cómo me siento? Anoche (30/12/2020) tuve unas líneas de fiebre con lo cual me siento contento porque eso indica que funciona. Es que cuando el organismo reacciona a una vacuna generalmente tenés algunas líneas de fiebre o malestar; porque bien o mal estás recibiendo un antígeno que genera defensas. En lo emocional, junto con el intendente Posse, sentimos una gran satisfacción por comenzar este principio de final que creemos que es la inmunización artificial para esta patología.

Tenemos que apoyar esta campaña histórica de vacunación y demostrar que la vacuna sirve. Es un método que ya está probado, funciona y tenemos las mejores referencias

El Dr. Juan Viaggio y Gustavo Posse tras recibir la vacuna rusa Sputnik V

¿Cómo me siento? Tuve unas líneas de fiebre con lo cual me siento contento porque eso indica que funciona. Cuando el organismo reacciona a una vacuna generalmente tenés algunas líneas de fiebre o malestar; porque bien o mal estás recibiendo un antígeno que genera defensas

-¿Por qué suben los casos de coronavirus en el AMBA?
-Es una realidad con la que estamos luchando actualmente. Hay un aumento sostenido de casos Covid-19 durante las últimas cuatro semanas y lo atribuimos a cierto descontrol social por las fechas de fin de año. En la calle se puede ver el descuido de la gente con respecto a la falta de distanciamiento social y uso de barbijo o reuniones multitudinarias. Las consecuencias de todo eso las vemos en los números que son elevados. El promedio de diciembre era de 18 casos positivos por día y hoy es casi de 100. Es un aumento importante, pero lo que nos mantiene con esperanza es que los contagios se dan más en personas jóvenes que no requieren de internación. Por eso, hacemos hincapié en que esa gente joven no se junte con personas mayores que son las que tienen mayor probabilidad de tener consecuencias severas de esta patología.

Probablemente, la semana próxima la vacuna rusa ya esté autorizada para mayores de 60 por la ANMAT

-Una segunda ola llegaría al país. Teniendo la vacuna ¿podemos frenar a domar esa ola de contagios?
-Actualmente, lo que estamos viendo es un aumento de casos en un ambiente de baja contagiosidad si lo comparamos con épocas invernales. No te podría decir que estamos en la segunda ola, pero sí podemos hablar de un aumento de casos. Con respecto a la vacuna, estas 300 mil dosis (se aplicarán hasta mediados de enero) no son un número insignificante en cuanto a una respuesta global de tener una inmunidad de rebaño. Está previsto el ingreso de unas 10 millones de dosis de la Sputnik V y recién en marzo está programada la vacunación masiva a la población en las escuelas. La idea es tratar de bajar esa cantidad de pacientes positivos, generando conciencia para que la gente se cuide y lograr la menor carga viral posible.

-¿Qué ventajas tiene la vacuna rusa en cuanto a la logística?
-Es de fácil manejo al igual que otras vacunas que utilizan un adenovirus como, por ejemplo, la desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca que se acaba de autorizar su utilización a partir del lunes próximo en el Reino Unido. La particularidad que tiene la Sputnik V es que se puede utilizar en un freezer común y no en uno especial como lo necesitan las vacunas que son ARN como la de Moderna y Pfizer. Esas vacunas hay que llevarlas a menos 80 grados centígrados y es mucho más difícil el control de la cadena de frío. En cambio, en la vacuna rusa es más sencillo porque se congela a -20 y de 7 a 10 minutos se descongela para su utilización.

 

la Sputnik V se puede utilizar en un freezer común y no en uno especial como lo necesitan las vacunas que son ARN como la de Moderna y Pfizer. Esas vacunas hay que llevarlas a menos 80 grados centígrados y es mucho más difícil el control de la cadena de frío.

-Ya tenemos la vacuna rusa en el país. ¿Tenés información si estaría llegando otra vacuna para reforzar la vacunación?
-El gobierno nacional está negociando con todos los proveedores de vacunas y Pfizer es una de ellas. El problema que tuvo Pfizer fue una planificación de producción que no pudieron cumplir, por lo que tienen una escasa cantidad de dosis o la mitad de lo que tenían programado. Y, como era de esperar, se abastecerá primero a los mercados que invirtieron para el desarrollo de esta vacuna; gran parte fue financiada por lo Estados Unidos, obviamente su prioridad es la población estadounidense. Igualmente, el gobierno sigue negociando con Pfizer que junto a la Sputnik V, son las dos vacunas más adelantadas. El resto de la vacunas obviamente apenas tengan su autorización de emergencia como estas dos podrán entrar rápidamente al mercado. Hay un par de vacunas chinas que en poco tiempo obtendrán esas autorizaciones. También sería importante tener la de Oxford; ya que tiene el mismo mecanismo que utiliza la vacuna rusa y además una parte de esta vacuna de la farmacéutica británica se produce en Argentina.

-¿Cómo está el sistema de salud del Municipio de San Isidro hoy con respecto al coronavirus?
-El sistema de salud está preparado como lo estuvo durante todo el año quizás un poco más descansado, ya que los últimos dos meses (por la baja de casos) trabajamos a la mitad del ritmo. Ahora que suben los casos se nota que el equipo de salud está más aceitado y la respuesta es más rápida que al comienzo cuando no sabíamos bien qué nos iba a deparar esta pandemia. Estamos alerta, preparados y como siempre con muchas ganas. No me canso de agradecer a todo el equipo de salud desde el más simple trabajador de limpieza hasta el más encumbrado jefe de servicio. Fue un año difícil, pero ellos dejaron todo y demostraron siempre el compromiso que tienen con la ciudadanía.

-¿Lo peor de la pandemia ya pasó o está por venir?
-Es una pregunta de difícil respuesta. En forma metafórica podríamos decir que estamos en el medio del río. Todavía nos queda nadar la mitad del trayecto pero por lo menos ya vemos la costa del otro lado que es la vacunación. Por otro lado, vamos a tener el mismo trabajo que tuvimos el año anterior sumado a esta campaña gigante de inmunización para poder tener alrededor de 30 millones de personas inmunizadas. Y así lograr esa famosa inmunidad de rebaño en un tiempo de cuatro o cinco meses. Es una tarea impresionante que va a demandar la máxima concentración y esfuerzo de todos los equipos de salud. Es importante de tener a la comunidad informada de manera seria sin generar falsas expectativas ni tampoco entrar en la fake news que lleva a esa desesperanza a la ciudadanía.

¿LO PEOR DE LA PANDEMIA YA PASÓ?: estamos en el medio del rÍo y aún nos queda nadar la mitad del trayecto pero por lo menos ya vemos la costa del otro lado que es la vacunación

-¿Qué tenés para decirle a los vecinos de San Isidro?
-Les pido el último esfuerzo. Sé que todos están muy cansados con esa sensación de hartazgo por esta situación que nos ha tocado. La responsabilidad está en todos, en cuidar a sus prójimos. También hay que recordar que ahora la gente joven es la que más se está contagiando; y si bien no tiene repercusión en su estado de salud sí hay consecuencias si contagian a los mayores, que es el grupo etario más vulnerable de esta pandemia.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí