Atrofia Muscular Espinal: el Estado garantizará el acceso a la terapia génica para tratar la AME

El Ministerio de Salud proveerá la terapia génica del laboratorio Novartis para el tratamiento de la AME, más allá del tipo de cobertura de las y los pacientes. Será a través de una estrategia de riesgo compartido y la inversión superará los 15 millones de dólares.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, firmó la Resolución 21/2023 para dar inicio a la compra, bajo la innovadora estrategia de riesgo compartido, de la primera terapia génica recombinante aprobada en el país por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para el tratamiento de la Atrofia Muscular Espinal (AME).

Se trata del medicamento Onasemnogén Abeparvovec (Zolgensma) que, con un valor de venta comercial de más de 2 millones de dólares, es el de más alto precio de la región y el segundo más caro a nivel mundial. En el marco de este acuerdo, el Estado nacional lo adquirirá a un precio de 1,3 millones de dólares (más IVA).

“Cuando se trabaja con las sociedades científicas y las sociedades civiles, con la industria farmacéutica y con evidencia científica, junto a los familiares y el sector privado, se llega a acuerdos que favorecen a la gente”, indicó Vizzotti durante el encuentro celebrado en la sede de la cartera sanitaria junto a representantes del Laboratorio Novartis y diferentes actores que intervinieron en el proceso.

“Que el Estado le pueda asegurar el acceso a esta medicación de alto precio a pacientes con cualquier tipo de cobertura constituye un hito en la integración del sistema de salud”, aseguró Vizzotti y adelantó que la semana próxima se realizará una reunión de trabajo con financiadores para comunicar la estrategia y los próximos pasos en su implementación.

La jefa de Gabinete de la cartera sanitaria, Sonia Tarragona, informó que las negociaciones con Novartis comenzaron a inicios de 2020, en plena pandemia, y conllevaron un trabajo sostenido desde entonces para alcanzar este acuerdo, al que definió como “histórico” por dos razones.

“Es la primera vez que el Estado Nacional se hace cargo de una terapia de muy alto precio para todos los sectores y no solo para los que no tienen cobertura. Argentina es el primer país en la región que ha decidido avanzar en una estrategia de riesgo compartido donde solo se paga si se alcanzan los resultados esperados, a medida que se van consiguiendo los hitos y con un seguimiento muy pormenorizado de cada paciente”, señaló Tarragona.

La presidenta de Novartis, Sweta Ghelani, manifestó: “Este es el mejor ejemplo de colaboración entre lo público y lo privado, y de cómo es posible trabajar en conjunto para lograr algo tan importante para los pacientes en Argentina. No he visto este nivel de colaboración en ningún lugar del mundo”.

La subsecretaria de Medicamentos e Información Estratégica, Natalia Grinblat, puso en valor “la conformación y revalorización de la CONAME” y destacó el aporte de “todos los equipos especialistas y de la CONETEC y sus informes”.

Por su parte, la directora de Medicamentos Especiales y Alto Precio, Natalia Messina, coincidió en considerar el riesgo compartido como un hito en materia de salud que permite el acceso inmediato con un registro de pacientes para poder seguir la evolución sanitaria. “Las condiciones de pago son beneficiosas para todos, cuidando los recursos del Estado y brindando los mismos derechos y la misma posibilidad de acceso a todos los pacientes”, dijo Messina. 

En el encuentro estuvieron presentes también representantes de Familias AME, quienes destacaron que en 23 años de funcionamiento de la asociación este logro resultaba “impensado”, por lo que manifestaron estar “sumamente felices de saber que los bebés de nuestro país van a tener una realidad muy distinta a la que tuvieron muchos de nuestros hijos”.

En el marco de esta estrategia, el Estado nacional realizará una inversión superior a los 15 millones de dólares para garantizar el tratamiento de esta patología independientemente del tipo de cobertura –pública exclusiva, privada o de la seguridad social– con que cuenten las y los pacientes que cumplan con los criterios definidos, los cuales serán evaluados por la Comisión Nacional para Pacientes con Atrofia Muscular Espinal (CONAME). La iniciativa constituye así una estrategia de abordaje integral que garantiza el acceso, marcando un importante hito en la integración del sistema de salud.

Las pautas de riesgo compartido implican que los pagos serán cumplimentados en tanto los resultados observados en los pacientes concuerden con lo esperado de acuerdo a la evidencia científica disponible. A través del Ministerio de Salud, Argentina se convierte de esta manera en el primer país de la región en realizar desde el sector público una adquisición bajo estos criterios, que a partir de una inversión eficiente aseguran la sostenibilidad del sistema y la equidad en el acceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí