“Una piel bronceada es una piel que sufrió”

En diálogo con Noticias de Salud Radio, la médica dermatóloga María Victoria Borrego explicó todo lo que hay que saber para cuidar nuestra piel del sol.


Noticias de Salud Radio entrevistó a la Dra. María Victoria Borrego (MN 109.532) médica dermatóloga del Sanatorio San Lucas. Todo lo que tenés que saber para cuidar tu piel del sol en esta nota. Te dejamos las principales frases:


Cuidar la piel todo el año, no solo en verano

“Lo importante es el cuidado de la piel durante todo el año. Además del uso del protector solar, hay cosas básicas para implementar: alimentación o suplementos que tengan antioxidantes como la vitamina C o la E (viene en cítricos como kiwi, tomate o palta). También, tener una rutina tanto facial como corporal, según el tipo de piel”.

“Una correcta hidratación de la piel no es solo tomar dos litros de agua por día. También es usar crema después de bañarse. Cuando nuestra barrera cutánea está conservada logramos que nuestra piel tenga buena retención de líquido”.

“Cuando nos exponemos al sol nuestro organismo se defiende. Ese bronceado que tanto le gusta a la mayoría es sufrimiento para la piel».

Dra. Borrego. Médica dermatóloga clínica y estética(UBA) Miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. Médica del Sanatorio San Lucas.


Protector solar:

“Los dermatólogos recomendamos usar protector solar durante todo el año (factor 30 a 50 es lo ideal), porque estamos expuestos todo el año por más que la radiación solar no sea la misma en épocas de invierno y otoño que en primavera y verano. Hacer una actividad al aire libre también es estar al sol. Por eso, es clave generar el hábito de protegernos todo el año creando así una barrera fuerte para proteger nuestra piel”.


Una piel bronceada es una piel dañada

“Cuando nos exponemos al sol nuestro organismo se defiende. Ese bronceado que tanto le gusta a la mayoría es sufrimiento para la piel. El daño solar es acumulativo y la piel tiene buena memoria. La exposición solar (sin cuidado) de los primeros 15 o 20 años de vida pueden significar problemas después de los 40. Si la persona tiene predisposición oncológica por antecedentes familiares puede desarrollar cáncer de piel”.

Cómo usar el protector solar

“Debemos colocarnos protector solar de 20 a 30 minutos antes de exponernos al sol. Es importante estar desnudos al hacerlo; luego me pongo el traje de baño. Entonces, cuando llegamos al lugar de exposición solar el protector ya está cumpliendo su función. No sirve llegar a la playa, ponerme protector y tirarme al agua”.

“El protector solar dura dos horas. Por eso, hay que renovarlo en el horario pico de 10 a 16. Al igual que si la persona entra a una pileta, porque ningún protector solar es 100% resistente al agua. Si estamos en el agua más de 80 minutos hay salir, secarse y volver a colocar protector solar”.


El símbolo PAO

“En un protector solar es clave tener en cuenta el PAO que indica el tiempo de vida útil del producto una vez abierto. Generalmente, tiene una letra M en alusión al mes. Entonces, si el PAO es “12 M” y el protector solar se compró el verano pasado no me sirve para este año. Este valor es diferente al vencimiento, hay que prestar atención”.

“protector solar: colocar (desnudos) de 20 a 30 minutos antes de exponernos al sol. solo dura dos horas. Por eso, hay que renovarlo en el horario pico de 10 a 16. Si estamos en el agua más de 80 minutos hay salir, secarse y volver a colocar protector”.


El peligro de las camas solares

“Tienen radiación UVA, la que provoca serios daños a nivel celular. Estar 20 o 30 minutos en una cama solar equivale a un día entero expuesto al sol. Teniendo en cuenta que el daño solar es acumulativo someterse a esta práctica puede ser peligroso; aumenta el riesgo de alguna enfermedad de la piel”.


Los más chicos

“A partir de los seis meses los niños ya pueden utilizar protector solar, los llamados físicos que son los que no se absorben en la piel. Hay que usarlos hasta los tres años. Actúan inmediatamente a diferencia de los químicos que usamos los adultos y se activan a los 20 minutos. Hay que tener en cuenta que los protectores físicos se van rápidamente apenas entrás al agua.

«A partir de los seis meses los niños ya pueden utilizar protector solar, los llamados físicos que son los que no se absorben en la piel».

Los beneficios del sol

“Cuando estamos al sol liberamos endorfinas, la hormona de la felicidad. Otro beneficio es la síntesis de vitamina D que es muy importante no solo para los huesos y músculos. Actualmente, hay estudios que mencionan beneficios en el sistema cardiovascular, además del fortalecimiento del sistema inmune”

“El uso de protector solar no te priva de la vitamina D del sol. Con estar de 10 a 15 minutos al sol y exponiendo solo manos o pies ya sintetizamos vitamina D. Se logra caminado por la calle no hace falta tirarnos en una reposera a tomar sol”.

DRA. MARÍA VICTORIA BORREGO 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí