Cómo transformar la motivación en hábito al empezar el gimnasio

0
1057

El bicampeón argentino de culturismo Sergio Hernando hoy vuelca su pasión en su gimnasio con gente común. Y nos cuenta la importancia de trabajar la parte mental y emocional a la hora de entrenar para lograr resultados. Una mirada muy interesante que va más allá de cualquier rutina.

CULTURISMO. Hernando conquistó torneos regionales y tuvo destacadas actuaciones en mundiales.
CULTURISMO. Hernando conquistó torneos regionales y tuvo destacadas actuaciones en mundiales.

En el documental de líderes culturistas “Generation Iron” una voz dice: “Todo se reduce a la mente. Voluntad, determinación, disciplina y motivación. Ese ímpetu feroz de que nada va a detenerte. Eso es lo que te convierte en un verdadero campeón”. Son palabras del actor y culturista retirado Lou Ferrigno (El Increíble Hulk). En esa sana enseñanza se apoya Sergio Hernando, bicampeón argentino de culturismo y titular del Gimnasio “Los Druidas”, en San Isidro. Llegar a la mente de sus alumnos para sacar lo mejor de ellos es su principal método para lograr resultados.

Los Druidas 4

-¿Por qué empieza la gente a realizar una actividad física?
Todo parte desde una motivación, generalmente, después de un fin de semana en el cual la persona comió en exceso y su parte emocional no anda bien. En el caso de las mujeres, a veces, quieren parecerse a la chica que vieron en una publicidad o a una actriz. Todas estas situaciones llevan a empezar el gimnasio u otra actividad física un lunes que, curiosamente, es el día que más gente concurre a los gimnasios.

-Al menos hay una motivación para empezar. ¿Es suficiente?
No. Esa motivación (que suele durar días o semanas) no sirve para nada si no la transforman en hábito, que tiene que ver con lograr una disciplina, una constancia y un sacrificio para ver resultados.

CAMBIOS. El antes y el después de uno de sus alumnos.
CAMBIOS. El antes y el después de uno de sus alumnos.

-¿Cuál es el primer paso para lograrlo?
En principio, a través de un trabajo mental que la persona debe hacer. Tiene que haber una razón por la cual quiere cambiar. Noto que la gente en muchos casos empieza de atrás para adelante, queriendo tener un cambio físico enseguida. Pero si no hay un cambio mental, emocional y psicológico no se llega a nada. Si la persona logra ese cambio en su cabeza la mejoría estética llega sola.

-¿Qué otra herramienta aconsejás para lograr ese cambio mental y hacer de la actividad física un hábito?

La cuestión es mucho más profunda y espiritual de lo que parece. Estoy convencido de que hay que tener conversaciones con uno mismo para saber qué es lo que realmente uno quiere. Dedicarse 10 minutos para esa tarea. Es difícil porque hay muchas cosas para reprocharse, pero hay que hacerlo. Porque tarde o temprano, incluso en el último instante de tu vida, te vas a preguntar si estás conforme con la vida que llevaste o si realmente hiciste lo que quisiste. Si uno logra tener esas conversaciones con uno mismo lo antes posible hay mucho tiempo para cambiar. Pero si no hay un objetivo claro navegás en un montón de decisiones. Y creo que uno empieza a vivir cuando toma decisiones que es lo más difícil, de lo contrario sólo existís.

Los Druidas 5

-¿Cómo trasladás esa filosofía de vida al entrenamiento de tus alumnos?
Más allá de mi función de personal trainer mi objetivo es llegar, hablando, a la parte emocional de ellos. De lo que menos hablo es de fierros. Así logro inculcarles el hábito sano de entrenar y las mejoras son notables. Cuando llega un alumno nuevo le digo que sólo pase por la puerta que de lo otro me encargo yo. Insisto, primero ellos deben tomar la decisión de empezar a entrenar seriamente. Y eso no implica matarse en el gimnasio. A veces hay cansancio, problemas, lluvia, frio, pero hay que romper esa barrera y lograr que todo lo que paso en el día no influya a la hora de entrenar. Así también se crea el hábito y se ven los buenos resultados. Hay que aprender a dominarse en un mundo donde no se vive de manera relajada.

Los Druidas 1

 

-¿Siempre tenés ganas de entrenar?
A veces cuando estoy por cambiarme para empezar a entrenar hay un segundo en el que el cansancio y el dolor articular me dan ganas de irme a mi casa. Pero apenas agarro una barra todo cambia en un instante y quiebro esa barrera mental y ya no se puede volver atrás. No importa si no entrenás al 100 por ciento. Muchos piensan que en el gimnasio hay que matarse entrenando y no es así. Quizás ese día entrenaste a un 10 por ciento, pero tu cabeza no lo registró, si registró que no faltaste. Y justamente la diferencia física la vas a lograr no faltando. Así doy el ejemplo, algo que resulta una gran influencia en mis alumnos. Porque yo puedo tener los mismo problemas que ellos, pero siempre me van a ver entrenando de lunes a viernes a última hora. Se trata de luchar contra vos mismo constantemente, no tenés que luchar contra nadie. El que quiere hacer algo siempre encuentra un motivo o una excusa para mejorar y el que no siempre encuentra una excusa para no hacer nada.

-¿Qué te pide la gente apenas llega a tu gimnasio?

Cambiar su físico. Pero no saben lo que quieren, dudan, no hay un objetivo claro, entonces tomo las riendas. Hay chicas que llegaron físicamente ocho puntos, las dejo un diez, pero siempre encuentran algo para estar mal. Volvemos a lo emocional: gran parte de la gente que va a un gimnasio padece alguna deficiencia emocional y quiere taparla allí. Algunos piensan que tener un músculo más hinchado les dará más seguridad y los ayudará a transitar la vida de otra manera. Y es un grave error.

Los Druidas 7

-¿Cuántas veces a la semana habría que ir al gimnasio para ver resultados?
La mentira más grande que escuché es cuando alguien dice no tengo tiempo de entrenar. Porque con dos veces por semana, unos 45 minutos, es suficiente, acompañado de una alimentación adecuada, algo de lo que también me ocupo. En el tiempo que se le dedica al gimnasio hay que tratar de evitar agarrar el celular, algo que veo constantemente, ahí siento que vienen a perder el tiempo o que podrían aprovecharlo mejor. A diferencia de los gimnasios de antes los de ahora están aggionardos, aunque con un par de mancuernas, barras y otros equipos podés hacer todo.

-¿Cuántos alumnos entrenás y en cuántos de ellos lográs transformar la motivación en hábito?

Aproximadamente, unos 50 alumnos. En la mayoría logro el cambio. Mi trabajo va más allá de marcarles un ejercicio y hacerles una rutina, me animo a decir que es un trabajo emocional de hablarles constantemente y así llegan los resultados. Lo hago con amor, doy todo, y cuando uno hace las cosas de corazón salen bien. Quiero lo mejor de mis alumnos y está en quién puede aprovecharlo y quién no.

Los Druidas 6

-Hablás poco de fierros y rutinas
De lo que menos hablo es de fierros. Es muy importante aprender a leer entre líneas porque siempre hay un mensaje detrás de todo más profundo que tiene que ver con la vida misma en estado puro. Y la vida es movimiento.

Datos útiles:

GIMNASIO LOS DRUIDAS
Martín y Omar 176, San Isidro
4742-8970

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here