Fundación Leloir y Novartis propician el intercambio científico para un crecimiento de la investigación básica y aplicada en el país

0
194

Novartis Argentina y la Fundación Instituto Leloir colaboran en una iniciativa que apunta a fortalecer la capacidad científica en el país, clave para el crecimiento de la investigación y el desarrollo local. Así lo informaron ambas entidades en el marco del encuentro «Innovación Científica en la Argentina», que reúne a importantes referentes de la investigación básica y aplicada nacionales e internacionales.

Alfredo Monferré, director de Desarrollo y Comunicación Institucional de la Fundación Instituto Leloir, declaró que «la Fundación Instituto Leloir se complace en participar de este encuentro con Novartis, donde se destacan tanto las investigaciones en ciencia básica llevadas a cabo en nuestra institución como los proyectos de investigación y desarrollo de Novartis. Compartimos el mismo compromiso de hacer ciencia del más alto nivel en pos de generar mejores herramientas para la prevención, el diagnóstico y la solución de múltiples patologías».

El ‘Programa Científico Próxima Generación’, consiste en un conjunto de becas para científicos y clínicos de doctorado y maestría pertenecientes a países emergentes, que luego de un riguroso proceso de selección realizan una residencia de tres meses en las instalaciones de investigación de Novartis en Basilea, Suiza, con el apoyo de un grupo multidisciplinario de profesionales de amplia experiencia.

“El intercambio científico entre Novartis e investigadores de países emergentes es una pieza central y pivotal de nuestra estrategia de construir prácticamente capacidades en forma tangible. Al hacer esto, esperamos que estos científicos adquieran un empoderamiento para proveer soluciones a las necesidades insatisfechas del cuidado de la salud de sus países», señaló el Dr. Patrice Matchaba, líder de Desarrollo para el área de GenMed de Novartis Pharmaceutical.

«Novartis ha sido pionero en programas de residencia y becas junto a universidades y centros de investigación, con el fin de conectarse con científicos familiarizados con las condiciones locales en áreas donde la compañía no ha sido tradicionalmente activa», remarcó el Dr. Goonaseelan Pillai, Jefe mundial: Desarrollo de diversidad, inclusión y capacidades científicas; Departamento de Diversidad e Inclusión en Desarrollos Farmacológicos; Novartis Pharma AG, WSJ, Suiza, ya que «comprendimos que para llegar globalmente a las enfermedades, el foco en investigación biomédica en Europa Occidental y los EE.UU. ya no es un modelo viable. Las investigaciones necesitan ser conducidas allí donde se encuentra la gente y las enfermedades, en lugar de las zonas de confort en las que pusimos el foco en el pasado».

Por su parte, el Dr. Fareed Mirza, Líder de Desarrollo de Capacidades Científicas, Desarrollos Farmacológicos de Novartis, consignó: «Novartis trabaja para expandir las capacidades científicas y clínicas en países emergentes y en desarrollo, enfocados en las enfermedades prevalentes en dichas regiones. Este trabajo subraya nuestro compromiso de alcanzar las necesidades médicas insatisfechas».

«Estamos orgullosos de haber sido la institución argentina de donde fueron seleccionados dos becarios argentinos para participar en el ‘Programa Científico Próxima Generación’. Es un emprendimiento innovador que une a instituciones académicas con la industria farmacéutica global en pos de abrir nuevos horizontes para quienes serán los líderes en el mundo científico de las próximas generaciones», informó el Lic. Monferré, concluyendo: «El Instituto Leloir y Novartis comparten una historia de colaboración de larga data. Agradecemos la visión filantrópica de Novartis al apoyar iniciativas de nuestra institución en varias ocasiones y es nuestro deseo continuar fortaleciendo esta relación de cara al futuro».

 

Investigadores con sello argentino

Una de las becarias argentinas fue la Lic. María Inés Serer, del Laboratorio de Microbiología e Inmunología Estructural de la Fundación Instituto Leloir, que se dedica a «Búsqueda de antibióticos contra brucelosis, la infección zoonótica de mayor incidencia en el mundo que afecta a diversas especies de mamíferos, entre ellos el hombre, y es producida por bacterias del género Brucella».

En cuanto a la experiencia, reveló que «mis compañeros y yo no sólo estuvimos en contacto con tecnología de última generación, ciencia de innovación y con expertos en el campo del desarrollo de drogas, sino que en lo personal gané experiencia en estrategias de comunicación, liderazgo y en reconocer aspectos de mi naturaleza que están directamente relacionados a mi modo de trabajar y de perseguir los objetivos que me he planteado. Indudablemente no sólo se trató de ciencia, sino principalmente de un gran desarrollo personal».

Los investigadores argentinos son reconocidos internacionalmente por su calidad. «En particular, los investigadores de Novartis se interiorizaron acerca de nuestro trabajo, visitaron laboratorios y hospitales donde se hace investigación y desarrollo en el país y quedaron muy admirados. Su opinión al respecto es excelente y es por esta razón que nos eligieron para perfeccionar, aún más, nuestra capacidad en el terreno de desarrollo de drogas», opinó la especialista.

Otro de los becarios fue el Lic. Darío Bichara, becario doctoral de la Fundación Instituto Leloir, quien dijo que «el campo de investigación de nuestro laboratorio se centra en el descubrimiento de moléculas con interés farmacéutico utilizando nuevos paradigmas. Para dicho fin, hacemos un uso conjunto de técnicas computacionales, pequeños organismos modelo y desarrollos tecnológicos propios. Nuestro objetivo es desarrollar estas moléculas y a la vez disminuir los costos y acortar los tiempos del proceso de descubrimiento de drogas».

El investigador afirmó que «la experiencia de trabajar como asociado de Novartis en Basilea por tres meses fue en todo sentido excelente. Trabajamos en proyectos de vanguardia, contando con el apoyo permanente de los investigadores de allí. Todos los asociados, sin importar su puesto jerárquico, estuvieron siempre dispuestos a dedicarnos tiempo para una pequeña reunión, donde no dudaron en responder todas nuestras preguntas de manera directa. Los colegas de otros países seleccionados en este programa no sólo eran excelentes científicos: también eran extraordinarias personas».

Asimismo, «también debo destacar la elección de los lugares de trabajo. Todo lo aprendido allí lo podemos aplicar directa o indirectamente a nuestra investigación aquí en Argentina», subrayó, agregando que «desde mi punto de vista, la ‘ventaja’ que tenemos los científicos argentinos es que estamos acostumbrados a hacer todo a pulmón. Muchas veces, no se tiene acceso a un equipo específico o algún reactivo porque son muy caros, entonces hay que rebuscársela con lo que se tiene a mano e ingeniárselas. Y creo que es esa practicidad, empuje e ingenio lo que los investigadores de otros países más reconocen en un científico argentino».

El intercambio con otros países es sumamente útil, ya que, según el Lic. Bichara, «aunque no nos demos cuenta, la forma de hacer ciencia está muy sesgada por nuestros usos, costumbres, cultura y necesidades. Trabajar a la par de colegas de diferentes países es un constante intercambio de perspectivas que se ve reflejado en una apertura mental, en una nueva forma de ver y hacer ciencia». La Lic. Serer coincidió: «Uno se nutre del uso de nuevas técnicas y tecnologías y aprende cómo es la organización y el modo de operar de los grupos de investigación que nos reciben. A medida que más se involucra uno en distintos grupos, culturas e idiosincrasias, adquiere más herramientas para armar el carácter propio de trabajo».

Finalmente, ambos investigadores alentaron a sus colegas a participar de experiencias de este tipo. «Que no duden en presentarse a las convocatorias. Es una oportunidad de aprendizaje sin igual y una experiencia de vida muy enriquecedora. Todo lo aprendido se puede aplicar, de una forma u otra, a nuestro trabajo no sólo como científicos, sino también como integrantes de nuestra sociedad argentina», manifestó el Lic. Bichara.

Por su parte, la Lic. Serer enfatizó: «¡Participen! Los logros que obtuvimos superan ampliamente las expectativas. Es una de esas experiencias que marcan la vida a nivel profesional y principalmente personal. Esta es una increíble oportunidad para crecer en nuestra actividad, y desde NGSP están totalmente dispuestos a ayudarnos».

Cómo se implementa

«La currícula de la capacitación está diseñada con foco en la industria, a fin de proporcionar una visión detallada de los procesos de investigación y desarrollo (R&D, por sus siglas en inglés) durante varias semanas», destacó el Dr. Pillai. «En el curso se encuentran estrechamente integrados temas como control de calidad, asuntos regulatorios y aspectos éticos de los procesos de R&D de drogas. Los becarios son asignados a un proyecto de investigación de tres meses y cuentan con un mentor de Novartis para emprender un proyecto en su área de interés. El módulo de investigación muestra a los científicos las metodologías más avanzadas con científicos de categoría mundial. El proyecto de investigación se presenta en formato de poster científico durante una reunión pública, y se alienta la publicación del manuscrito», detalló.

Asimismo, «la currícula de aprendizaje modular es facilitada por los estudiantes, a fin de asegurar una interacción bidireccional con profesores senior, ganando liderazgo y habilidades en comunicación y organización»; en este aspecto, «los becarios participan de un programa de desarrollo de liderazgo que incluye talleres de autoconciencia, motivación e indagación apreciativa. Estos workshops, altamente interactivos, fueron diseñados para fortalecer la capacidad de toma de decisiones y promover la conducta influyente», especificó el Dr. Mirza.
Resultados del programa

Desde que comenzó el programa (2011) hasta el presente, se capacitaron 60 científicos del mundo en desarrollo, provenientes de 16 países: Argentina, Brasil, Camerún, China, Costa Rica, Etiopía, Ghana, Kenia, Namibia, Nigeria, Rusia, Sudáfrica, Tanzania, Vietnam, Zambia, Zimbabue.

Se han obtenido siete publicaciones peer-reviewed a partir de la exposición de los proyectos de investigación realizados, de los cuales varios tienen un alto impacto potencial en el cuidado de la salud.

Ver video: https://www.youtube.com/watch?v=zL6Qo0dDbmI

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here