¿El deseo sexual se potencia con el verano?

0
220

La psicóloga y sexóloga clínica, María Elena Villa Abrille, derriba mitos y sostiene que no existen guías para la buena sexualidad cuando la pareja se encuentra alejada emocionalmente. También propone “considerar a la sexualidad como una parte más e inherente a la condición humana, que no necesita estandarizarse”. 

verano.jpg----------

Mujeres y varones a veces piensan que determinadas sugerencias mágicas pueden resultar útiles para vivir una sexualidad saludable y placentera. Estos mitos suelen llegar de la mano del verano. Pareciera que por el solo hecho de cambiar de estación estamos más predispuestos a comunicarnos mejor o experimentar nuevas sensaciones a nivel sexual.

Considero que la época del año no es relevante, si bien se supone que estamos más distendidos sin preocupaciones o conociendo lugares y personas diferentes.

No existen los tips ni las guías para “una buena sexualidad”, porque no darían resultado si esa pareja se encuentra alejada emocionalmente, estresada o sus placeres y necesidades pasan por otros lugares.

Primero tenemos que tener presente que en la actualidad ya no hablamos de sexualidad, sino que nos referimos a sexualidades y que dentro de ellas la genitalidad, la penetración, el tamaño del pene, entre otros temas, no son los principales temas a abordar.

La información por suerte circula pero es necesario seguir informando y derribar mitos.

Siempre se tiende a enfocar el tema desde la mirada genital, reproductiva, desde la salud y/o enfermedad y pocas veces desde el placer, el encuentro, la comunicación, la calidad de vida y porque no la trascendencia, conceptos que se incluyen en esta nueva mirada integradora hacia las diversidades sexuales.

Nos olvidamos de una parte muy importante que es la “erótica”.Ese erotismo que hace que un encuentro resulte placentero, único, creativo y saludable.

La erótica es algo tan subjetivo que escapa a los parámetros que siempre queremos utilizar de normatizar, igualar, sistematizar.

Pareciera que la norma iguala y permite controlar las actitudes y conductas, pero la sexualidad o las sexualidades es lo menos normatizado es, que desde sus diferentes expresiones es imposible controlar o sistematizar, a pesar que de hecho siempre esta bajo “un ojo que vigila”.

Con esto me refiero al tema de la intimidad y en especial de aquellas personas que por situaciones personales y particulares viven institucionalizadas o aquellas con diversidades funcionales o discapacidades, que son seres invisibilizados desde su ser sexuado y sexual.

Pareciera que me alejo del tema a tratar, pero ¡¿cómo podemos dar tips o ítems cuando estamos frente a sexualidades diversas?! Donde los temas prioritarios no son el coito, los genitales, los abusos, las enfermedades, sino que estamos frente a las pluralidades del deseo, las fantasias, la erótica y el encuentro.

Esto es algo que los medios deben difundir, culturalmente se tiende a pensar que la sexualidad es genitalidad y todas sus variantes de acercamientos cóitales y la realidad es muy distinta.

La sexualidad es algo mucho más abarcativo, más integrador y biográfico de cada persona.

De ahí que los tips no sirven, pues nadie es igual al otro, vivimos en un mundo diverso que nos enriquece, en el cual cada varón y mujer vive, siente ,prefiere y elije situaciones diferentes de acuerdo a su propia historia sexual., convirtiéndola en un hecho biográfico que le pertenece y que si desea comparte.

El placer esta dado en compartir o experimentar situaciones que son placenteras siempre que ambos estén de acuerdo y que no sean dañinas para quienes la practiquen.

Los profesionales de la sexología tenemos que ser más humildes y no tomar lo dicho hasta ahora como única verdad, hay nuevos investigadores, filósofos, antropólogos, sociólogos, etc., con nuevas miradas que están innovando en materia de sexualidades lo ya dicho.

Creo que el 2014 tendría que ser una invitación para todos a mirar con nuevos ojos un tema tabú, trillado, muchas veces mal abordado, para entre todos poder ampliar nuestro horizontes y considerar a la sexualidad como una parte más e inherente a la condición humana, que no necesita estandarizarse, con tips: sólo merece ser vivida en libertad.

 

María Elena Villa Abrille
María Elena Villa Abrille

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por María Elena Villa Abrille
Psicóloga Sexóloga Clínica
Especialista en Sexualidad y Diversidad Funcional o Discapacidad
Acreditada por la Federación Latinoamericana de Sexología y Educación Sexual (FLASES).
Miembro de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH)
Contacto: villaabrille@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here