Hepatitis infantil: estudian ocho casos sospechosos de origen desconocido

El Ministerio de Salud de la Nación informó que se estudian ocho casos sospechosos de hepatitis graves de origen desconocido en población pediátrica en distintos puntos del país. Aseguran que son casos aislados sin conexión entre sí y que no se trata de un brote.

El Ministerio de Salud informó ayer que se estudian ocho casos sospechosos de hepatitis graves de origen desconocido en población pediátrica en distintos puntos del país, aunque remarcó que son casos aislados sin conexión entre sí y que no se trata de un brote.

«Se han registrado ocho casos sospechosos en nuestro país, que se encuentran bajo estudio e investigación epidemiológica por parte de las jurisdicciones, y aún no han sido clasificados como hepatitis graves de origen desconocido», dice el comunicado del Ministerio de Salud. 

La cartera sanitaria precisó que se trata de «casos aislados y sin conexión alguna entre sí» y enfatizó que «no se trata de un brote sino de una situación que no escapa a lo que se notifica en forma habitual, ya que todos los años se registran casos con cuadros similares de hepatitis agudas graves sin diagnóstico».

Igualmente, ante la alerta epidemiológica que se produjo en otros países del mundo y que también se emitió en la Argentina el pasado 27 de abril, las autoridades sanitarias recomendaron «controlar y completar los esquemas del Calendario Nacional de Vacunación».

También recordó la importancia para la prevención de contagios: higiene frecuente de manos, evitar el contacto con personas enfermas, cubrirse al toser o estornudar y evitar tocarse ojos, nariz y boca. 

En Santa Fe se dio el primer caso de hepatitis aguda grave fue un niño de ocho años que se encuentra internado en el Hospital de Niños de zona norte de la ciudad de Rosario. De esta manera, la Argentina se suma a la lista de, al menos, 20 países con pacientes confirmados de esta patología. Ahora, son casi 230 los menores afectados.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtieron que “hasta el 1 de mayo, se informaron a la OMS al menos 228 casos probables de 20 países, con más de 50 casos adicionales bajo investigación”. Asimismo, hasta el momento se confirmó una muerte, en todo el mundo, por esta patología, aunque hay cuatro más bajo sospecha.

En tanto, otros 18 menores debieron recibir un trasplante de hígado, según informó el organismo internacional. Por su parte, los expertos afirmaron que el recuento actual podría ser la ‘punta del iceberg’, ya que muchos países recién ahora intensificaron la vigilancia.

Fuente Télam

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí