Una década de avances tecnológicos en el Hospital Central de San Isidro

0
661

Desde su inauguración en 2003, incorporó constantemente aparatología de última generación, lo que se traduce en una mejor calidad de atención para los vecinos. El miércoles 28 de junio cumplió nada menos que 10 años.

El Hospital Central de San Isidro “Dr. Melchor Angel Posse” (avenida Santa Fe 431), mostró un importante avance tecnológico en sus 10 años gracias a la incorporación de aparatología de última generación, algo que se traduce en una mejor calidad de vida para los vecinos del distrito que se atienden allí.

La directora del Hospital, Susana Guidi Rojo, señaló que ese lapso transcurrió acompañado de “un incremento importante en la incorporación constante de equipos de última generación”. Junto al director de Emergencias, Miguel Angel Pereyra subrayaron algunos logros de este establecimiento sanitario que en el último año atendió unas 520 mil consultas.

La novedad es la reciente incorporación del sistema de digitalización del Servicio de Diagnóstico por Imágenes, que redundará en una disminución en el tiempo de exposición de los pacientes a la radiación, un ahorro para el sistema de Salud, una agilización en el diagnóstico, además del cuidado y la preservación del medioambiente.

cd

Esta innovación tecnológica consiste en el traspaso de la tecnología analógica (vieja placa radiográfica) a un sistema digital que genera una imagen de altísima definición que puede ser grabada y almacenada en una base de datos y luego entregada en distintos formatos, entre ellos, impresión láser o CD de lectura en cualquier computadora.

Continuando con el balance de estos 10 años la médica se refirió al área de Terapia Intensiva que se equipó con respiradores avanzados (miden temperatura y frecuencia cardíaca) y comentó que desde una central donde hay pantallas, por medio de Wi Fi, se puede ver todo lo que ocurre en el quirófano, de manera que queda registrado todo lo que pasa con el paciente.

“Cardiología incorporó un ecógrafo que permite hacer estudios y mediciones más precisas”, dijo Guidi Rojo.

El área quirúrgica –amplió- sumó en los últimos años mesas de anestesia modernas, en las que se pueden realizar procedimientos endovasculares, entre otras.

El Servicio de neurocirugía realiza cirugías estereotáxicas que permiten llegar a una lesión cerebral a través de una aguja para tomar la anatomía patológica de una lesión sin abrir el cráneo.

Otro de los avances tecnológicos del Hospital fue la incorporación de torres de laparoscopia con cámaras modernas para operar vesículas e ingresar al abdomen sin una incisión muy importante y posee una luz que amplía el campo visual con ángulos que abarcan de 0 a 30 grados.

“Un ejemplo es la reciente y primera operación exitosa de cáncer de próstata con este método que además reduce los riesgos del paciente durante la intervención”, resaltó Guidi Rojo.

La reciente habilitación para que el Hospital realice implantes de córnea que le permite recuperar la vista a pacientes ciegos fue otra alegría durante esta década, coinciden desde Salud Pública.

“También nos enorgullece la distinción recibida el año pasado del ministerio de Salud provincial por la calidad de atención, puntualmente a personas con discapacidad”, comentó Pereyra.

“Como este es un hospital que representa un polo docente -acotó Guidi Rojo- meses atrás estrenó un sistema de operaciones en vivo desde cuatro quirófanos en simultáneo para que desde el aula magna alumnos puedan ver en tiempo real las intervenciones, y realicen preguntas al cirujano sobre diferentes técnicas”.

Otros avances se vieron en Oftalmología que sumó un retinógrafo, que detecta patologías de retina, como diabetes, que es la más frecuente.

El lanzamiento del servicio de Medicina del Estrés, único en el país, integrado por médicos y psicólogos especializados fue otra gran apuesta de este año en el Hospital. Con un equipo denominado psiocescaner se hacen mediciones artificiales físicas y biológicas de cómo reacciona el cuerpo ante un estrés simulado. Con ello logran indicaciones precisas para el tratamiento.

Allí se mide por ejemplo cuánto se eleva la presión arterial, la frecuencia cardíaca y otras variantes biológicas que determinan el grado de vulnerabilidad de la persona.

Sobre el sistema de salud de excelencia con el que suele definir al Hospital, Pereyra, resumió: “Este Hospital brinda una atención de calidad superlativa, cuenta con un equipo de salud de gran calidad humana y fuerte vocación, que incluye a médicos y a personal de enfermería y administrativo. Así lo sienten los vecinos que concurren diariamente”.

Finalmente, Pereyra resaltó el incondicional apoyo del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, hacia el Hospital.

VER VIDEO: Una década de avances tecnológicos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here